Música

Vangelis – Opera Sauvage

51kVGlFS5GL

Hymne – 2:46

Rêve – 12:32

L’Enfant – 5:05

Mouettes – 2:31

Chromatique – 3:25

Irlande – 4:43

Flamants Roses – 11:50

Si hubiera de describir la obra de Vangelis en pocas palabras diría que es como es un iceberg. Su obra publicada no es más que una minúscula porción congelada que sobresale de la superficie del mal, mientras que su obra no publicada, las bandas sonoras que nunca salieron en formato digital, la música para anuncios y documentales, temas expeditos, colaboraciones, improvisaciones, bonus varios se extiende kilómetros y kilómetros de profundidad, casi inabarcables por su vastedad. No solo para esta primera división sirve esta comparación, si nos centramos únicamente en su material publicado, es tal la cantidad de álbumes, géneros y registros que ha confeccionado en su dilatada carrera, que intentar resumir en un mes todos ellos sería casi imposible; a no ser que publicara cada día una entrada, pero ya sabéis que eso no va a pasar. Tengo una vida, aunque sea difícil de creer, y esto no me da de comer… bastante mas fácil de creer. Así que ¿Cómo abordar el Mes de Vangelis? No lo se, creo que seleccionare únicamente los discos que considere mas relevantes objetiva y subjetívamente, tanto que hayan marcado un hito en la historia de la música como los que hayan marcado parte de mi forma de ser y mi forma de apreciar este hermoso arte. Opera Sauvage sera el debut del mes, un disco que reúne ambas cualidades magistralmente.

image018_0002

Vangelis en sus Estudios Nemo, dando caña

Este disco, publicado en 1979, es la tercera banda sonora -que se sepa, punto importante- que el músico heleno compuso para el cineasta francés Frederic Rossif, con el que ya había trabajado anteriormente en L’Apocalipse des Animaux (1973)-que ya reseñe en mi antiguo blog-, y La Fete Sauvage (1976). Sin embargo, Opera Sauvage no solo mostraba paisajes exóticos y su aun más exótica fauna en todo su esplendor, también contaba con una intención antropológica, mostrando como las comunidades nativas de todo el mundo conviven con el medio que las rodea y el íntimo vínculo que mantienen con la naturaleza. Tal vez por esta ligera variación temática, tal vez por motivos más musicales, por querer desligarse de esos álbumes más experimentales y cósmicos –Heaven and Hell, Spiral, Albedo 0.39– que caracterizan la totalidad de su producción en los setenta y buscar un nuevo sonido más con los pies en la tierra, Opera Sauvage tiene un sonido bastante más variado que el de sus dos hermanos, teniendo el primero un sonido ambiental, introspectivo y melancólico, casi cósmico en algunos temas; y componiéndose el segundo en su mayoría de ritmos indígenas, danzas étnicas en su primera parte, y una segunda parte a sintetizador enternecedora por su delicadeza. En este tercer trabajo Vangelis prefirió optar por varios temas cortos, más digestivos para el oyente profano, y dos largas suites en las que expresarse con total libertad, lo que se traduce en piezas con un sonido variado pero coherente con su naturaleza de banda sonora de documental, y un producto mucho más cercano al gran público.

Hymne

El disco abre con Hymne, una de las composiciones mas famosas de Vangelis, un himno -dah- breve, sencillo, pausado y conmovedor, con una cadencia casi de música nupcial. Aquí podemos apreciar el cambio de filosofía que mencioné antes: el sintetizador de este tema es muy diferente al que podemos escuchar en Spiral o Albedo 0.39, su suavidad y aparente simplicidad, con apenas efectos, contrastan con esos despliegues electrónicos cósmicos, anunciando el nuevo estilo que caracterizaría al sonido de Vangelis en sus bandas sonoras de los 80, como en Carros de Fuego Desaparecido. Reve –sueño- es la primera suite del disco, una larga pieza con un sonido onírico, introspectivo,  pero algo más colorido que en los temas que encontramos en L’Apocalypse des Animaux, con muchos mas matices, pero manteniendo esa misma atmósfera melancólica y lánguida como de sueño; conforme la pieza va desarrollándose, la aparición del piano y los ritmos de sintetizador empiezan a diluir esta atmósfera, que dotan a la composición de una mayor agilidad; sin embargo, poco antes de acabar, la suite cierra volviendo a la simplicidad inicial, al descanso del sueño. L’enfant –el hijo- se anuncia como un prototipo de lo que seria la música de Carros de Fuego -No en balde el propio Hugh Hudson terminó por usar este tema en la película-, con un sonido ágil y animado, mucho menos recargado que Hymne.

L’Enfant

Mouettes -gaviotas- sería la primera pieza que correspondería a la cara B del vinilo original. Mas de uno se sentirá extrañado por la forma con que separo las canciones. Como solo he hablado de discos de los setenta casi siempre uso este tipo de separación, algo anticuada actualmente; si escucháis este álbum en formato CD no encontrareis nada de cara A ni cara B, así que podéis ignorarme sin problemas para no confundiros. Como decía, Mouettes, con su delicadísima oscilación de sintetizador, es más un susurro melodioso que una canción dada su brevedad y simpleza. No os negaré que el siguiente tema, Chromatique –cromático-, me causa un profundo desazón cada vez que lo escucho: su ominosa guitarra y ese vaivén de sintetizador crean una atmósfera mas macabra que colorida, como creo querría reflejar su título. Las campanas de Irlande –Irlanda- nos dan la bienvenida a un remanso de paz tras la psicodélica melodía del tema anterior. Irlande, pese a su titulo, rechaza el conocidísimo sonido celta o folk, apostando, como no, por el sintetizador; y junto al piano, estos son los encargados de tejer una melodía sutil, repetitiva, muy bonita y visual, casi como si estuviéramos tendidos en un valle al anochecer rodeado por los abetos. Y entonces llegamos al ultimo tema del álbum, Flamants Roses -flamencos rosas-, que abre con la sensual arpa de Jon Anderson, músico habitual en este blog, muy amigo de Vangelis y colaborador habitual en varios de sus trabajos. Pese a que la duración es similar, esta suite y Reve no se asemejan absolutamente en nada. Flamants Roses tiene una sensualidad muy particular, vibrante y con varias partes diferenciadas; cinco minutos después de habernos sumergido con el arpa en una atmósfera placida, Vangelis toma el timón, sacando su artillería pesada, tanto con los sintetizadores como con la percusión -porque sí, Vangelis también es percusionista- en un crescendo de efectos de sintetizador, tintineos cristalinos y ritmos electrónicos que elevan la intensidad y cesan de repente para recuperar el sonido tipicamente Opera Sauvage, pero al que se añade un elemento como “”blusero gracias a un sonido de sintetizador que recuerda a una fusión entre trompeta y armónica.

Opera Sauvage es uno de mis álbumes favoritos, no de Vangelis, es de mis álbumes favoritos en general. Sus melodías de sintetizador son inconfundibles, y muy pocos son los músicos que logran expresarse con tanta carisma, de hacernos capaces de reconocer su autoría con solo unos segundos, aunque nunca antes hayamos escuchado esa canción en concreto. Esa es la característica principal de Vangelis, su sonido es enormemente variado, pero inconfundible, y en este álbum, en concreto, vemos todos los matices de lo que es capaz, a veces llegando a resultar antagónicos: solemne y colorido, animado y reflexivo, melancólico y vivaz, sosegado y macabro, incluso. De entre toda la obra de Vangelis, este sería uno de los discos que os recomendaría escuchar primero por su simplicidad, por su sonido accesible y melodioso, por su belleza, y aunque ese sonido cósmico que tan famoso le hizo y que tanta gente aun sigue amando no este presente, es una buena forma de aclimatar a tu cuerpo para disfrutar por completo esas baladas espaciales. Y puede que alguna de ellas sea la protagonista de la siguiente entrada.

Anuncios

4 pensamientos en “Vangelis – Opera Sauvage

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s