Trio de la Semana

Trío de la Semana #3

Libro: Un Habitante de Carcosa

650_1200

Siguiendo con la lectura de clásicos del cuento de fantasmas, volví a meterme en mi biblioteca y sacar a otro libro más de mi colección para documentarme para el concurso. Aunque he de confesar que me he equivocado, porque apenas abundan relatos de este estilo en esta colección, pero eso no significa que no sea una lectura oscura, inquietante y que las tramas de Bitter Bierce, llamado así precisamente por lo cariñoso que era con la gente que le caía gorda, no sean de las que más mala uva destilan del género. El terror de Ambrose Bierce es más humano que sobrenatural, aunque este elemento este presente en bastantes relatos, en estos cuentos el factor horror es producido más por la podredumbre del alma humana -pocos personajes de este autor son dechados de virtudes- que por fantasmas u otros seres. Porque esa es otra, Bierce no utilizaba tampoco fantasmas al uso, digamos que su terror, al ser mas mundano, hacia que estas apariciones fueran más materiales y violentas, más similares a los fantasmas de M.R. James -salvando mucho las distancias-, que a las de Dickens. De entre toda esta selección, por supuesto, de Valdemar, destacan, por su calidad, creatividad y malicia, Un habitante de Carcosa -si habéis visto True Detective no seréis ajenos a este nombre-, El suceso en el puente sobre el rio Owl, El desconocido, la ventana entablada… en el resto la calidad es bastante irregular, ninguno llega a ser horrible, pero si poco inspirados.

Película: Z

z-622792801-large

Ya sabéis que no soy amigo de expresar ninguna opinión política en mi blog ni de hacer comentarios reivindicativos ni críticos con respecto a ciertos aspectos de nuestra sociedad, no porque no las tenga, que las tengo, sino por la elevada sensibilidad que ciertas personas tienen ante opiniones contrarias, más aun si se expresan de forma vehemente y sarcástica que casi afirmaría, es mi sello personal. Aun así, creo que hoy voy a hacer una pequeña excepción, porque hace poco vi esta película y la he AMADO. Ya habia conocido a Costa-Gavras, padre del cine social y un tío que esta a la par con Michael Moore en lo que a darse de ostias con todos los colectivos se refiere, y aunque no soy muy asiduo a su cine, de momento no me ha decepcionado en ninguna cinta. En este caso nos encontramos ante una película brutal, una crítica demoledora contra los gobiernos opresivos disfrazados de democracia en los que la libertad es una ilusión, y donde cualquier intento de cambiar las cosas es aplastado por los trucos más sucios de que dispone el poder, donde se manipula, censura y destruye a las personas, pero nunca de forma explicita; recordad, es una democracia… Aunque no se llega a mencionar ni el país ni el gobierno, puedo daros una ligera pista… el nombre del autor de la película y el libro en que se baso tienen bastante relación con el barbudo protagonista de este mes de agosto. Esta es una cinta que recomendaría a todos, pero en especial a aquellos de ideas políticas más marcadas, y de entre ellos a los que gozan de lanzar máximas por Internet sin ton ni son hablando de lo oprimidos que están por nuestro dictatorial gobierno -del que yo también me quejo bastante, ojo-. Que miren Z… porque Z si que da miedo.

Música: Moon Safari

Moonsafari.air.albumcover.jpg

Confieso que hasta hace una semana no tenía la menor idea de quien eran estos músicos ni había oído nunca ninguno de sus trabajos. Y, la verdad, no se porqué, si tienen todo lo que a mi me puede gustar en cuanto a electrónica. Este dúo francés, contemporáneos a Daft Punk pero con un filosofía diametralmente opuesta, se vale de sintetizadores, mesas de mezclas y pianos para evocar al sonido electrónico de los setenta y darle un lavado de cara gracias a sus bajos y guitarras, dotándoles de mayor frescura y acercándolo a la agitada sociedad de los noventa: si Daft Punk nació para bailarse en las discotecas, Air nació para ambientar las lounges gracias a su sonido envolvente, puramente chill-out. La mayor parte de las canciones, sobre todo en las que el protagonista es el sintetizador, recuerdan poderosamente a lo que hiciera Jean Michel Jarre en esos tiempos en que Oxygene y Rendez Vous lo petaban muy fuerte; sin embargo, Air tiene la ventaja de la variedad, y su escucha puede resultar mucho más agradable a los profanos que las obras cósmicas de Jarre. Pero no tenéis porque creerme, escuchad el disco, que puede encontrarse fácilmente en YouTube, y decidme si no os encantaría tomaros tranquilamente una copa en un pub con semejante banda sonora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s